Back to top

Centro juvenil "El Propio"

En El Propio se realizan todas las semanas actividades como gimnasia, deportes, natación, talleres de comunicación visual, de teatro y de percusión, pero también se brinda apoyo a adolescentes con la preparación de tareas domiciliarias y estudios de sus liceos.

Sus concurrentes son adolescentes entre 12 y 17 años, la mayoría residentes en Buceo, y para su ingreso se prioriza a los/las que se encuentren en situaciones de mayor vulnerabilidad socio-económica.

Gran parte de los que hoy asisten a El Propio llegan mediante la coordinación con distintos centros educativos de la zona de Buceo, aunque también hay jóvenes que se acercan de forma directa

solicitando formar parte.

Además se organizan actividades concretas como paseos, campañas solidarias, campamentos, tareas comunitarias, intercambios con otros centros y charlas informativas de diversos temas para ellos/ y sus familiares.

El Propio nació a consecuencia de un proyecto social de fines del año 2003, en base a una iniciativa de la Junta Local 7 y una negociación entre las autoridades de la Intendencia de Montevideo (IM) y de la Asociación Cristiana de Jóvenes (ACJ), por el usufructo del predio donde se encuentra ubicada la sede de la Unidad Portones del club.

Comenzó a funcionar en setiembre de 2004, cuando la ACJ tomó posesión del local, y lo hizo allí hasta agosto de 2010; hoy tiene actividades en esta dirección y otras en la casa del vecino Centro Cultural Misterio, en Buceo (Verdi 4111 esq. Bvr. José Batlle y Ordoñez).

Según señala la organización en su web, “somos un centro juvenil y ser parte de él implica más que asistir a un conjunto de talleres; implica sentirse parte, pertenecer a un espacio colectivo, donde se crean lazos afectivos tanto con los pares, como con los adultos; aceptando reglas de convivencia, realizando actividades y proyectos en común”.

En esa línea, uno de los objetivos de este centro juvenil es ser referencia en el barrio en los temas de adolescencia y juventud; por ese motivo en 2016 comenzaron a trabajar en un proyecto de trabajo con la comunidad, que pretende generar un espacio de intercambio y participación directa por parte de los/las adolescentes, convirtiéndolos en protagonistas de esta historia.